Sistema digestivo

La fibrosis quística provoca problemas en el funcionamiento del sistema digestivo

 

La proteína CFTR* se encuentra por todo el cuerpo, lo que significa que las personas con fibrosis quística (FQ) pueden experimentar una gran variedad de síntomas. Estos síntomas y su gravedad pueden variar drásticamente de un enfermo de FQ a otro. Esta variación es el resultado de las mutaciones del gen CFTR, de los genes y del entorno de cada individuo.1

 

El sistema digestivo

El proceso de digestión, la descomposición de la comida para absorber los nutrientes, empieza en la boca y prosigue a medida que la comida pasa al estómago y al intestino delgado. Ahí, el páncreas desempeña un papel importante en la descomposición y absorción de nutrientes.2

 

El páncreas

El páncreas fabrica enzimas, que son enzimas químicas que el cuerpo usa para descomponer la comida.

En una persona con FQ, la mucosidad puede bloquear los conductos pancreáticos. Esto hace que resulte más difícil para estas enzimas entrar en el intestino delgado donde son necesarias para hacer su trabajo.1

 

La mucosidad puede bloquear los conductos pancreáticos

Sin estas enzimas, el cuerpo podría tener problemas para descomponer la comida y absorber nutrientes vitales. Esto podría desembocar en:1

  • Falta de crecimiento, pubertad retrasada y poco aumento de peso, aunque se coma muchísima comida.

  • Frecuentes heces grasientas y abultadas o dificultad para mover los intestinos.

Con el tiempo, los bloqueos por la mucosidad pueden empezar a dañar las células del páncreas y reducir la producción enzimática. Esto es muy común en personas con FQ.2,3

Junto con medicación, tal como comprimidos de enzimas, a muchas personas con FQ se les aconseja que sigan una dieta específica para FQ con el fin de obtener los nutrientes necesarios y ayudarles a gestionar los síntomas digestivos.

 

*CFTR = Regulador de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística

 

Diabetes relacionada con la fibrosis quística (DRFQ)

En torno a 1/3 de los adultos con FQ padecen diabetes relacionada con la fibrosis quística (DRFQ).1

A medida que las personas con FQ envejecen, el daño en el páncreas puede significar que deja de producir suficiente insulina (una hormona que ayuda al cuerpo a administrar los niveles de glucosa en sangre). Sin suficiente insulina, la persona podría desarrollar diabetes.1

Algunas personas con DRFQ podrían darse cuenta de que necesitan beber y orinar más, se sienten muy cansados, pierden peso o tienen problemas para ganar peso. También pueden experimentar una disminución en la función pulmonar que no puede explicarse. Otras personas con DRFQ, sin embargo, podrían no tener síntomas.1,4

Si te preocupa algún síntoma relacionado con la FQ, por favor pídele información a tu profesional médico o de enfermería.

 

Otros síntomas relacionados con la digestión

Las personas con FQ pueden experimentar una variedad de problemas digestivos, que pueden tener como resultado:

  • Fluctuaciones de peso – Algunas personas con FQ pueden experimentar pérdida de peso o bien costarles ganar peso por diversas razones. Estas razones pueden incluir un flujo reducido de enzimas pancreáticas al intestino delgado que dificulta la extracción de nutrientes de la comida, necesitándose energía extra para combatir infecciones y, en el caso de las personas con DRFQ, su incapacidad para usar el azúcar de la comida que ingieren.1

 

  • Síndrome de obstrucción intestinal distal (SOID) – Algunas personas con FQ pueden producir heces más espesas de lo normal debido a sus dificultades para digerir comida. Esto puede bloquear el intestino delgado provocando dolores y náuseas. El tratamiento para el síndrome de SOID varía en función de la severidad de los síntomas y de la obstrucción.4

 

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) – ERGE es muy común en las personas con FQ. El ERGE se produce cuando el ácido del estómago se desplaza hacia arriba, al esófago (el tubo que conecta la boca con el estómago). Esto puede producir una sensación de ardor, dolor e hinchazón.5

Referencias:

1. O'Sullivan B, Freedman S. Cystic fibrosis. The Lancet. 2009;373(9678):1891-1904.

2. Cystic Fibrosis Foundation. The digestive tract. Available from: https://www.cff.org/Living-with-CF/Treatments-and-Therapies/Nutrition/The-Digestive-Tract/. Accessed June 2016.

3. John Hopkins CF Centre. Diabetes. Available from: http://www.hopkinscf.org/living-with-cf/managing-treatments/diabetes/. Accessed June 2016.

4. John Hopkins CF Centre. Intestinal Problems. Available from: http://www.hopkinscf.org/what-is-cf/effects-of-cf/pancreas-gastrointestinal-tract/intestinal-problems/. Accessed June 2016.

5. Robinson N, DiMango E. Prevalence of Gastroesophageal Reflux in Cystic Fibrosis and Implications for Lung Disease. Annals of the American Thoracic Society. 2014; 11(6): 964 ̶ 968.

La información ubicada en esta web no pretende, en ningún caso, sustituir la consulta con tu médico.
Si tienes alguna pregunta sobre el contenido de esta web, ponte en contacto con tu profesional médico.

 
Cerrar

Cerrar

El sitio de profesionales sanitarios de CFSource está destinado solo a profesionales sanitarios autorizados de recetar o dispensar medicamentos con receta médica (médicos y farmacéuticos).

Debe acceder al sitio de profesionales sanitarios solo si usted cumple las características descritas.

Usted es responsable de cualquier acceso no autorizado a este sitio.

Link al sitio web términos y condiciones